“Quien no quiere perderse ningún momento de tu vida, merece estar siempre a tu lado”

    Seguramente la mayoría de nosotros hemos dedicado mucho tiempo de nuestras vidas a personas que no lo merecen y aquí hacemos un paréntesis y nos preguntamos ¿Cómo reconocemos a esas personas?. Cuando no recibimos el respeto y agradecimiento que nos hemos ganado con nuestra dedicación, sin duda estamos ante la presencia de seres egoístas –esto es una gran señal- el egoísmo es lo contrario al amor.

    Todos hemos conocido al jefe gruñón que todo lo desaprueba y no valora nuestro esfuerzo ó el compañero envidioso que nos sonríe y aplaude con hipocresía cuando habla a nuestras espaldas…

    Hemos tenido el amigo mentiroso que nos jura que nos dice la verdad, la pareja que nos engaña, la suegra que nos critica… En fin, podemos estar rodeados de personas toxicas que intentan frenar nuestro éxito pero ¿porque le dedicamos nuestro tiempo? Mejor opción seria alejarnos de estas personas que absorben nuestra energía y darle la bienvenida a esos seres amorosos que nos tienden la mano… mamá, papá, siempre están allí para ofrecer el hogar y la ayuda pertinente ó como olvidar al verdadero amigo, el que tienes años sin ver o tal vez sin hablar pero que nunca se ha ausentado de tus recuerdos y solo basta un ring para que todo sea igual… ¿Quien no ha leído un buen libro que siempre lleva consigo?.

    ¿Quien olvida a la abuela, abuelo, hermano, tíos, primos?… ¿Quien puede alejarse de la familia y no sentir una gran perdida?. Si alguna vez te has mudado, valoras tu lugar de origen, esas paredes donde creciste, ese hogar que no se traslada a ningún lado, ese nido de protección que amamos.

    La escuela donde tanto aprendimos, el profesor que tanto nos enseñó.

    Los hijos, el más grande de nuestros tesoros, nuestra herencia.

   El amor, que todo lo puede.

    Nuestro Dios, nuestra oración, nuestra creencia, lleve el nombre que lleve, simplemente es nuestra FE.

    A esos seres, a esas cosas, ¡inolvidables!, hay que dedicarles tiempo, tiempo de calidad, hoy puedes hacerlo, llama al amigo que no visitas, abraza a mamá, besa a papá, agradécele a tus abuelos, ayuda a tus hermanos, valora el lugar que te vio crecer, visita tu escuela, lee tu libro favorito, corre a buscar a esa persona especial que vive en tu corazón y dile ¡Te amo!.

    No olvidemos quienes somos y sobretodo no olvidemos a esas personas que siempre han estado a nuestro lado.

Anuncios