Las heridas que causaste
fueron mortales,
Llanto y dolor,
alma en el aire.
El día se nubló,
y tus besos
ya son inolvidables;
mi sangre se enfrió,
y con tu partida morí,
fue inevitable.

107

La imagen pertenece al artista Simon Siwak.

Anuncios